Blog

Certificado de Instalación Eléctrica

Certificado de Instalación Eléctrica

A nivel doméstico hay una serie de normativas que es probable que desconozcas. No estamos hablando de temas legales y de contratos sobre la compraventa o alquiler, sino de una serie de certificados y documentos obligatorios a nivel de vivienda.

Existen unos cuantos pero en este artículo vamos a centrarnos en el Certificado de Instalación Eléctrica, uno de los documentos que necesitamos acerca la electricidad y el consumo eléctrico en nuestro hogar.


Certificado de Instalación Eléctrica

También se le llama CIE o Boletín Eléctrico, y es un documento que afirma que la instalación eléctrica de nuestra vivienda está bien y se puede tener electricidad en ese suministro.

Dicho documento es solicitado por la distribuidora de la zona (aunque lo pida la comercializadora) por requerimiento del Real Decreto 842/2002, correspondiente al Reglamento electrotécnico de baja tensión. Dentro de esta normativa se afirma que la Comunidad Autónoma puede inspeccionar las diferentes instalaciones de una vivienda, así como las tasas acerca de este tipo de trámites.

Su duración es de veinte años y es obligatorio en una serie de gestiones relacionados con el suministro de electricidad:

  • Dar de alta la electricidad
  • Que el boletín esté caducado
  • Si queremos modificar la potencia. Si bien se pide en cualquier modificación, es básico si queremos subir la potencia a una por encima de la máxima permitida por el actual boletín.
  • Cambiar instalación eléctrica de monofásica a trifásica, o viceversa.
  • Por petición de la distribuidora si ve alguna cosa en la instalación.

El reglamento

La instalación eléctrica a nivel doméstico se denomina de baja tensión debido a que se usa a nivel particular y no de distribución. Por ello, corresponde al usuario mantener la instalación y tiene la responsabilidad de que sólo intervengan en esas instalaciones profesionales certificados. El reglamento se ajusta a regulaciones de la Unión Europea, incluyendo, por ejemplo, exigencias relativas a materiales así como a sus pautas de fabricación.

Dentro de esta normativa se establece la obligación de realizar memorias técnicas de instalación eléctrica para las construcciones nuevas, así como de darle una al propietario.

En dicha normativa se dispone también que empresas e instaladores pueden emitir este tipo de certificados. Si lo hace un instalador no certificado, el boletín no será válido. Además, aquellas empresas que no estén certificadas pero realicen este tipo de certificaciones pueden ser multadas.

Dicha multa, tanto para el usuario como para la empresa dependerá de la gravedad. Hay tres tipos de infracciones,  leves, graves o muy graves, con una sanción en consonancia:

  • Las infracciones leves tendrán multas de 3.005,06 euros.
  • En caso de las infracciones graves, las multas irán desde 3.005,07 hasta 90.151,82 euros.
  • Las infracciones muy graves conllevarán multas desde los 90.151,83 hasta 601.012,10 euros.
 

Ayuda Bufetes de Abogados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR
Aviso de cookies